Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

Suscribete al Boletín

El súper tazón político

28 Septiembre 2016

Por: Lic. Oscar Díaz*

Cual si se tratara de un evento deportivo del más alto nivel internacional con gran expectativa se observó en todo el mundo el primer debate entre Clinton y Trump, ya sea por interés genuino o solo por morbo millones vimos el encuentro donde miles de mexicanos tenían algo en juego.

Para empezar déjenme resaltar lo que fue en realidad un verdadero debate, fiel al estilo 'gringo' y no las acartonadas simulaciones que alcanzamos a ver en nuestro país; resulta muy gratificante ver que un ejercicio así realmente cumpla con su cometido y contraste a los participantes presionándolos para exigir de ellos lo mejor de sus cualidades, mostrando con esto no solo sus fortalezas sino también sus debilidades.

El Trump arrogante y gritón, pragmático pero populista quedó más que al descubierto, se le vio limitado en argumentos  y no solo sin carisma sino con nula elocuencia y sin templanza. Por otra parte vimos a una Hillary preparada, natural, en control de sus emociones y con carácter de estadista, la experiencia política aplicada en su máxima expresión.

Para nuestro país ha sido realmente lastimoso todo este proceso electoral, incluso vergonzoso a raíz de las pifias presidenciales con Trump, nos involucramos como nunca porque nos subieron al ring aunque al mismo tiempo nos quedamos cortos en participación, pudimos y debimos de haber hecho mucho más como mexicanos cuando a un sedicente político se le ocurrió hacerse publicidad a nuestras costillas. México fue utilizado para una campaña de mercadotecnia política y nuestro gobierno mexicano nunca supo cómo manejar esa situación.

A raíz de este debate la campaña electoral se empieza a definir en Estados Unidos y la brecha entre ambos candidatos se empezará a abrir cada vez más conforme se acerque el día de la votación porque, a menos que Trump haga algo extraordinario en los siguientes encuentros, todo parece indicar que en este primero la amplia ganadora resulto ser Clinton y que esa será la tendencia de los siguientes ante dos personalidades muy distintas donde las características de cada uno ayudan de manera natural a que uno se vea bien y otro se vea muy mal.

Aún faltan varias semanas para las elecciones norteamericanas y cualquier cosa puede pasar, pero desde ahora empiezan a verse algunos de los efectos de un eventual triunfo de Clinton en las elecciones en relación con nuestro país y con el peso mexicano, que ante la incertidumbre de Trump se devalúa y lógicamente ante la estabilidad de Hillary se fortalece, más allá de los otros muchos factores internos y externos que influyen en su apreciación.

Habrá que ir definiendo la estrategia presidencial mexicana para abordar en su momento el triunfo de cualquiera de los dos candidatos, porque sin duda será incomodo felicitar al que gane y hacer buenas migas, a Trump por todo el huracán que dejo a su paso por México, a Hillary por haber servido de trampolín precisamente para Trump jugando un papel activo en su campaña.

 

*El autor es analista político y abogado litigante, titular de la Firma LegalDIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría enDerecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar.

firma@diazgomezabogados.com.mx

 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.