Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

¡Gano Trump!, ¿y ahora qué?

9 Noviembre 2016

Por: Lic. Oscar Díaz, Opinión Legal

Al igual que la mayoría de ustedes estuve muy pendiente de la jornada electoral norteamericana y de la evolución en sus votaciones en lo que fue un intenso martes por decir lo menos, esperando ver al final un resultado ya cantado pero, contra todos los pronósticos de encuestadoras profesionales y de sentido común, ¡ganó Trump!

Los motivos de su triunfo son muchos: el desencanto de su sociedad con los resultados de las políticas demócratas y de la globalización, el desgaste de administrar con alta popularidad pero con un pobre crecimiento, la falta de oportunidades, la sensación de inseguridad y el desempleo o los empleos mal pagados para un sector importante de su población que percibe un detrimento en su calidad de vida, el hartazgo contra lo establecido. Los dos contendientes tenían tantos negativos que se decía que Trump solo podría ganar contra Hillary y esta última solo contra Trump, pero ya vimos que ni siquiera así lo logró.

Lo que parecía una opción impensable fue la opción de la mayor parte de los Estados Unidos, así que podrá haber parecido un misógino, grosero, discriminador, racista y todo lo más que ustedes quieran, pero eso fue minimizado por decenas de millones de americanos a comparación de lo que sienten pueden obtener con Trump. ¿Por qué se equivocaron las grandes firmas encuestadoras?, es un misterio, aun no lo entiendo, seguro es algo que se analizará a lo largo de los meses venideros.

Muy a pesar de los discursos conciliadores del propio presidente electo, de Hillary y de Obama, está claro que aquel país queda dividido y que existen dos visiones enfrentadas y radicales sobre el rumbo que debe tomar la visión del Estado y de sus políticos, ¿pero eso porque debe importarnos a nosotros? –según López Obrador no debería de preocuparnos-, pues nada más porque es nuestro principal socio comercial con el cual intercambiamos millones de dólares en transacciones y operaciones todos los días, porque además lo que suceda allá impacta la confianza en los mercados internacionales y fortalece o debilita las monedas según sea el caso (ósea el peso), así como por los millones de mexicanos que viven en ese país, cuyos intereses deben ser cuidados por nuestra representación consular y porque además estos mexicanos envían remesas cada vez más importantes a nuestro país que se han convertido con el paso de los años en oxígeno para una economía petrolizada en decadencia.

Entonces, ¿ahora qué?, obviamente las presiones hacia nuestra economía tras estos resultados serán inevitables, no es algo en lo que nuestro gobierno pueda influir dado que provienen de factores externos, sin embargo deberíamos de estar preparados para enfrentar con inteligencia cualquier escenario, incluso uno tan radical como este, nuestro gobierno debe tener un plan b, otro c, y otro d cuando menos, para implementar lo necesario y hacer frente al impacto que esto pueda traer a nuestras finanzas ya de por si limitadas.

El gobierno de México debe ver este resultado no como una catástrofe sino como una oportunidad para tomar decisiones autónomas y osadas que si dependan de nosotros y que podamos controlar (no queda de otra), decisiones que nos permitan en un mediano plazo desarrollar una agenda económica propia –a la par de continuar fortaleciendo el comercio bilateral-  en lugar de estar a la deriva aprovechando por inercia la ventaja de estar situados a un costado del país que aún es el más poderoso del mundo.

Vienen tiempos aún más complicados para nuestro país, para nuestra economía, para nuestros pequeños y medianos empresarios y también para nuestros pobres, ahora empezaremos a sentir los efectos de una cruda aun sin haber tomado una solo gota de alcohol, una sensación que además se hará más intensa porque aparte de tener un escenario en contra tenemos un Presidente que ya no tiene margen de actuación y que está siendo rebasado por la fuerza de los intereses que se empiezan a alinear y a desarrollar rumbo al 2018.

Lo único que nos puede sacar adelante es tomar decisiones inteligentes y pensadas por el bien del país, pero eso es difícil cuando nuestro gobierno federal desde hace tiempo con las que toma jode a México.

*El autor es analista político y abogado litigante, titular de la Firma Legal DIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría en Derecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar.

firma@diazgomezabogados.com.mx

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.