Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

Detrás del gasolinazo

4 Enero 2017

Por: Lic. Oscar Díaz

firma@dgabogados.mx

El nuevo mal llamado “gasolinazo”, que no atiende a una subida del combustible por decreto presidencial pero que si es una consecuencia directa de la liberación del precio de las gasolinas con motivo de la reforma energética es, por decir lo menos, un disparo directo al bolsillo de todos los mexicanos, y le toco apuntar y disparar a este gobierno.

Cuando el gobierno federal promovió la reforma aseguro que el precio de los energéticos bajaría, y en específico en el tema de las gasolinas prometió que su precio mejoraría en razón de la libre competencia, sin embargo en ese juego de palabras y verdades a medias nunca se compartió que lógicamente el subsidio al combustible desparecería y que por ende automáticamente las gasolinas serian ahora más caras, pues el libre mercado estaría eventualmente por arriba de lo que ya se pagaba por ese combustible subsidiado.

El alza que hoy todos padecemos y los factores del nuevo “gasolinazo” no son cumpla de Peña, su responsabilidad tiene más que ver con decir medias verdades y con ocultar o dejar de reconocer los efectos nocivos directos e indirectos de la reforma con tal de no socavarla porque era necesaria. La culpa de que hoy el precio se haya elevado tanto de golpe tiende más a ser responsabilidad de gobiernos anteriores que prefirieron subsidiar el combustible antes que permitir el alza de precios y las protestas sociales que están tundiendo al actual gobierno. Prefirieron darle una aspirina al enfermo de cáncer antes que explicarle su grave situación y tener que aguántale la boca al incrédulo paciente en las elecciones subsecuentes, evitando una venganza en los votos.

De cualquier forma, con mayor o menor responsabilidad, este gobierno ha tenido un pésimo manejo de la comunicación para explicar los “comos” y los “porqués” de esta alza, y un aún más pésimo control de daños respecto de las protestas públicas que se han presentado a lo largo del país en contra de la medida, que no se entiende ni se justifica desde la óptica del ciudadano común, y que es necesario explicarle con palitos y bolitas, en lugar de permanecer de vacaciones. A la mala noticia tampoco se le acompaño alguna medida paliativa ni propuesta económica alguna o estrategia macro financiara que permitiera pasar el mal trago, solamente la mala noticia y ya, para concretar la que ya se reconoce como la peor cuesta de enero de la historia y que perdurara mucho más allá del primer mes, en un claro ejemplo de falta de oficio político elemental, al menos en ese aspecto.

El problema se ahonda más con la retirada de la importante inversión que la empresa Ford planeaba realizar en México gracias a las presiones de Trump, y todavía más con la llegada de un improvisado Luis Videgaray a la Secretaria de Relaciones Exteriores. El gobierno da palos de ciego, reacciona como un boxeador noqueado que solo se aferra a mantener su estrategia inicial cuando ya lo rebasaron las circunstancias; para improvisar cualquiera es bueno, pero improvisar con audacia es otro tema, y está visto que esto último no se le da mucho a esta administración. Regresar a Videgaray y ponerlo a improvisar mientras aprende en tan sensible cargo habla de la falta de comprensión del problema por parte de Peña y de su irresponsabilidad.

En México enfrentamos algo más grande que el “gasolinazo”, nos aqueja la falta de un pueblo más culto, participativo y demandante, que haga uso de la democracia en todo su significado, pero es imposible lograrlo con el pésimo modelo educativo que hemos tenido y con los malos gobernantes mezquinos que hemos escogido por nuestra misma falta de educación cívica y política, además de la tergiversación de los fines de la partidocracia. Mientras mejora nuestra sociedad debemos tomar medidas paliativas que nos ayuden a tomar mejores decisiones en las políticas públicas, evitando con esto caer por desanimo con el primer mesías que se atraviesa por enfrente.

El autor es abogado litigante y analista político, titular de la Firma Legal DIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría en Derecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar. 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.