Vía Rápida

Vía Rápida

Redacción Uniradio

El Ejército a la calle

17 Marzo 2017

Redacción Uniradio 

El Ejército a la calle

"Ya se estaban tardando", dicen unas voces. "No servirá de nada", comentan otras. Es de todos conocido que decisiones de esta naturaleza no le dan gusto a todos. Pero lo que sí es un hecho es que, la decisión de que el ejército coadyuve con las autoridades civiles de seguridad, ya era necesario. Era urgente tomar medidas drásticas ante la ola de violencia que se desató en las últimas semanas en Tijuana. Como hacía mucho tiempo, los homicidios, asesinatos, ajustes, ejecuciones y demás, se cuentan por cientos mes con mes, encendiendo esos focos rojos que horrorizan a la ciudadanía pues, de inmediato, se traslada la memoria a una década atrás y hace que la piel se ponga chinita.

A los bajacalifornianos nos costó mucho esfuerzo, mucho trabajo y muchas pérdidas de vidas lograr reducir la delincuencia hace 10 años, por lo que el tema se torna sensible cuando los síntomas se vuelven a presentar.

En aquellos ayeres, usted recordará, personajes como el General Alfonso Duarte Mujica y el entonces gobernador José Gpe. Osuna Millán encabezaron esta cruzada por la seguridad en donde la participación de la ciudadanía fue fundamental. Una década más tarde, observamos que el ejército, de nueva cuenta inicia con presencia en algunas zonas consideradas de alto riesgo. Esperamos que el trabajo sea igual o mejor que en el pasado y si en las próximas semanas observamos voluntad, honestidad y compromiso, estamos ciertos que la ciudadanía, de nueva cuenta, jalará parejo.

 

Caos vial

Es impresionante la cantidad de denuncias ciudadanas que se reciben por la aglomeración vehicular en Tijuana. Día tras día el reclamo ciudadano es generalizado. Los habitantes de la ciudad que diariamente circulan por las vialidades pueden constatarlo. Pero, ¿Alguna vez se detiene usted a pensar qué lo provoca? Y aquí, salvo su mejor opinión, se debe a dos factores fundamentales:

1.- El factor que depende de la autoridad y,

2.- El factor que depende de los ciudadanos.

Refiriéndonos al primero, la lista es muy larga, solo mencionaremos algunos. En las zonas más antiguas de la ciudad (Centro y Río principalmente) ha incrementado el número de comercios, vivienda y actividad, pero no se ha construido una sola vialidad nueva. La proliferación de autos irregulares (chocolates) crece exponencialmente día tras día y las autoridades se echan la bolita, el estado dice que es la federación y el municipio señala a ambos, el caso es que los 3 órdenes de gobiernos, en sus respectivas competencias, no están haciendo nada para que se cumpla la ley. También la cantidad de obras inconclusas por todo lo largo y ancho del municipio hacen que el caos sea más pronunciado y, si a eso le sumamos a todas las modalidades del transporte público, entonces la cosa está de locura, tal cual lo describen los automovilistas.

Pero el segundo factor, el que le toca al automovilista, también tiene mucho que ver con el caos. En principio, un buen curso sobre señalamientos viales no estaría nada mal. Cuando un ciudadano se pone al volante, tal parece que se le desarrolla un daltonismo grave, de repente no reconoce los colores y el rojo se convierte en verde. Y ni hablar de los altos de disco, simple y sencillamente no existen, por supuesto tampoco los letreros de prohibido dar vuelta, no estacionarse y reservado para discapacidad. En el terreno ciudadano la anarquía también es total. Pero el colmo de los colmos es quedarse atravesado en medio de la vialidad impidiendo la circulación. Esta práctica es ya común del tijuanense. Y qué decir de las mamás que se estacionan en doble y triple fila cuando recogen a sus hijos en la escuela. Y así nos podemos seguir.

El caso es que, en temas de caos vial ni a quién echarle la culpa. Es una co-responsabilidad, una falta total de civismo y respeto, un dolor de cabeza que solo sufre el automovilista. Por ese motivo, urge dar seguimiento a un transporte público digno y dejar de lado el carro y los congestionamientos viales.

 

Lesionados por accidente sin apoyo

Le hemos dado cuenta toda la semana de la difícil situación que atraviesan las 13 personas lesionadas en un accidentes hace ya 5 meses y cuyo responsable fue el chofer de un camión de transporte público de Altisa. Los afectados se fueron por la vía legal y contrataron a un abogado penalistas con el fin de que se les hiciera justicia. Hoy, las cosas se volvieron a complicar. El ministerio público determinó que no será posible lograr nada por esa vía (la penal) debido a que el responsable (el chofer del autobús) resultó muerto en el percance.

Los afectados se quedaron con aquella famosa frase en su pensamiento "y ahora, ¿quién podrá defendernos?. Dicen los que saben de estos menesteres, que la alternativa para los denunciantes es transitar ahora por la vía civil y, de esta manera, fincar responsabilidad en quien resulte responsable, en este caso la empresa pues, al momento del accidente el seguro de la compañía transportista estaba vencido.

Así el panorama. Mientras los afectados siguen buscando a qué rama del derecho consultar, la empresa Altisa, tan campante, continúa haciendo de las suyas por las calles y avenidas de Tijuana. Sin duda tiene alguien que la quiere mucho.

Asueto el lunes

Con motivo de la conmemoración del natalicio de Don Benito Juárez, el próximo lunes se suspenden las labores... Fin de semana largo, como si hiciera falta.

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.