Figura de presupuesto participativo daría más recursos a delegaciones

por: Uniradio Informa - 11 Enero 2018, 02:14 pm

-El regidor José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, señaló que el punto de acuerdo que presentó hace meses para que cada demarcación de la ciudad tenga recursos suficientes para solventar servicios públicos, ha quedado en el olvido.

TIJUANA.- Fue el pasado 15 de mayo del 2017 cuando ante la Secretaría de Gobierno el regidor José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia presentó un Punto de Acuerdo para que se adicione la figura de Presupuesto Participativo al presupuesto de egresos del ejercicio fiscal 2018 y a la fecha no ha habido respuesta.

Cabe destacar que el Congreso del Estado giró una instrucción a los municipios para que dentro de sus presupuestos de egresos contemplaran la figura del Presupuesto Participativo, y se estableció un término de 365 días para hacer las modificaciones pertinentes, mismo que venció en octubre del año pasado.

El edil quien preside la Comisión de Planeación de Desarrollo Municipal, indicó que presentó el Punto de Acuerdo para que cada delegación tenga la capacidad de participar en el presupuesto de la ciudad y así poder atender y solventar los servicios públicos que se requieren, tales como bacheo, luminarias, seguridad y recolección de basura.

Puso como ejemplo la delegación Centro, misma que recaba de impuesto predial un total de 81 millones de pesos, pero que únicamente recibe 18 millones al año para atender todo su funcionamiento.

Ortiz Ampudia, señaló que algunas de las ventajas del Presupuesto Participativo son, entre otras, que: incentiva la participación de la sociedad en la administración pública, educa y capacita a la población, identifica demandas concretas de la población, permite la ampliación de servicios de urbanización, mejora la calidad de vida de los habitantes en el  municipio, establece criterios claros para la asignación de los recursos, reduce las prácticas clientelares en la asignación de recursos públicos, incentiva la transparencia y rendición de cuentas de los gobernantes, e instaura mecanismos de control social sobre los gobiernos.

Consideró que por falta de ganas, de planeación y de sentido común no se ha atendido el tema para que esta forma de participación ciudadana se adicione al presupuesto de egresos.