Denuncia Iglesia de Guatemala acoso militar

No Disponible

Jueves 26 de Abril , 18:09 por Notimex

Suscribete al Boletín

La Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) denunció hoy amenazas de militares en el aniversario de la ejecución del obispo Juan Gerardi, un prominente defensor de los derechos humanos.

El titular de la ODHAG, Nery Rodenas, dijo en rueda de prensa que las amenazas y acoso provienen de sectores castrenses, inconformes por las sentencias dictadas en 2001 contra militares por el delito de ejecución extrajudicial de Gerardi.

La Iglesia Católica y organizaciones populares, religiosas y de activistas de los derechos humanos, conmemoran el 14 aniversario de la muerte de Gerardi, el llamado “obispo mártir”, ultimado por militares.

Por el asesinato del obispo fueron condenados en 2001 a 20 años de prisión, por el delito de ejecución extrajudicial, el coronel retirado Byron Disrael Lima Estrada, y su hijo el capitán, Byron Lima Oliva, así como el cura Mario Orantes, quien oficiaba con Gerardi.

Rodenas indicó que la víspera, en una audiencia con los diputados por el proceso de designación del nuevo procurador de Derechos Humanos, el oficial del ejército retirado, Francisco Escobar Blas, amenazó al personal de la ODHAG.

Escobar Blas, quien tiene un proceso abierto por la ejecución del obispo Gerardi, afirmó en la audiencia que la ODHAG “es un cuerpo ilegal y aparato clandestino de seguridad” y que su “cabecilla” es Rodenas.

El director de la ODHAG expresó su preocupación por el ataque del militar retirado y sus intentos de desacreditar a esta institución del Arzobispado de Guatemala, acusadora en el proceso contra los asesinos de Gerardi.

El arzobispo metropolitano, Oscar Vian, se manifestó sorprendido en un comunicado por el acoso del militar retirado en el XIV aniversario del martirio de monseñor Gerardi”, y que “se aproveche esta fecha para distorsionar, descalificar, confundir y atacar a la ODHAG”.

Gerardi murió a golpes la noche del 26 de abril de 1998 a las puertas de la casa parroquial de la iglesia de San Sebastián -donde oficiaba-, situada a unas calles de la Casa Presidencial, en el centro de la ciudad de Guatemala.

La investigación del caso determinó que militares orquestaron el atentado que costó la vida a monseñor Gerardi, de 75 años y fundador de la ODHAG.

El obispo metropolitano fue ultimado dos días después de que presentó los resultados de la investigación de la ODHAG que fincaron en el Ejército la responsabilidad de la mayoría de asesinatos y violaciones de los derechos humanos en la pasada guerra interna.

El conflicto armado interno de Guatemala, que en 36 años causó 200 mil muertos y desaparecidos, finalizó el 29 de diciembre de 1996 con la firma de un acuerdo de paz entre el gobierno y la guerrilla, avalado por las Naciones Unidas.

Como ha sido tradición desde su muerte, miles de católicos, alumnos de escuelas religiosas y activistas de derechos humanos desfilaron ante la cripta que guarda los restos de Gerardi en las catacumbas de la Catedral Metropolitana.

Al pie del nicho se acostumbra adornar con alfombras elaboradas con aserrín de colores y flores. La de este día del aniversario XIV de la muerte del “obispo mártir” tiene la leyenda: "La reconciliación nace de la verdad y la justicia".

Por la tarde se prevé la “marcha del silencio” –este año con el lema “Por la Paz y la Memoria”-, en que numerosos grupos de personas caminan con una vela encendida desde la Catedral Metropolitana hasta la parroquia de San Sebastián para honrar a Gerardi.

  en Twitter, hazte fan en Facebook

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.

Más noticias de Internacional