México 09 Junio de 2023
EN VIVO
Invasora
Pulsar
Zeta
La Invasora 99.7 en vivo
La Invasora 94.5 FM en vivo
Stereo 100.3 FM en vivo
Columnas

El imperio de la imagen en la inteligencia artificial

El lenguaje de nuestras ideas es fascinante. ¿Recuerdas aquél día en el que cerraste los ojos para abrir las compuertas de tu creatividad?

El imperio de la imagen en la inteligencia artificial
El imperio de la imagen en la inteligencia artificial Cetys Universidad

por Ingeniería, soluciones para un mundo complejo Cetys

28/03/2023 16:48 / Uniradio Informa / Columnas / Actualizado al 28/03/2023

Por: Dr. Fabián Bautista Saucedo

El lenguaje de nuestras ideas es fascinante. ¿Recuerdas aquél día en el que cerraste los ojos para abrir las compuertas de tu creatividad? Un festín de imágenes recorría tu ensoñamiento, con historias que se conectaban de manera libre como si se tratase de una cascada que fluye en absoluta libertad. Sensaciones que seguramente provocaron en ti un disfrute inolvidable.

Al paso de unos minutos, sólo queda la sensación de lo vivido, la cual se extinguirá con el paso del tiempo... A no ser que acudas a la inteligencia artificial, IA, para hacer una «fotografía» de tus pensamientos. Vaya que esto suena atrevido, contestatario y como lo sabemos, es una realidad en la palma de tu mano. Sólo necesitas tu celular y listo, puedes proclamarte creador de imágenes sublimes, sólo ten cuidado, muchos podrían sospechar que todo se lo debes a la IA.

Así nuestros días, de polémica y sorpresa al ver cómo un artista gana un concurso al utilizar el célebre bot de IA llamado Midjourney, sí, un bot que te convierte en un Dalí digital. Si lo dudas, puedes acudir a otro bot llamado tal cual, Dall-E. Estos bots son desarrollos computacionales que aplican el aprendizaje máquina para elaborar composiciones visuales que abrevan de los millones de imágenes que se encuentran en internet.

En la Colorado State Fair de 2022, Jason Allen produjo una composición digital con base en docenas de imágenes encomendadas a Midjourney. El proceso partió de una idea preconcebida y una serie de encargos específicos al bot para que produjera las imágenes que Allen deseaba. Las órdenes al bot son a través de descripciones precisas, como si pensáramos en voz alta al describir con lujo de detalle lo que nuestra imaginación concibe. La IA trabaja a partir de lo que el usuario le dicte para generar imágenes, ofrece opciones y se pueden solicitar variaciones de las mismas.

El imperio de la imagen en la inteligencia artificial
El imperio de la imagen en la inteligencia artificial

Jason Allen obtuvo el primer lugar con su obra Théâtre D'opéra Spatial, También se hizo acreedor a un torrente de furia por atreverse a ganar un concurso utilizando imágenes generadas con IA.

Ante este panorama, vamos a las preguntas clásicas que se derivan de sucesos como el expuesto, ¿es válido utilizar IA en creaciones artísticas?, ¿es un atentado al proceso creativo? y por último, sin miedo al drama, ¿presenciamos el fin del arte y del diseño? Voy a actuar con celeridad para reducir la tensión, no es el fin ni de las artes visuales ni del diseño, por el contrario, se trata de una herramienta más para quienes producen contenido visual.

Sé que existe preocupación por la ética en el proceso de creación de imágenes, ya que los bots se apropian de imágenes que circulan en internet para producir una versión digital que responda a la serie de instrucciones que le precisa el usuario. Sin embargo, si esas imágenes se utilizan con un objetivo claro y se agrega trabajo de edición y composición por parte de quien crea, la IA es sólo una forma más de producción visual.

El problema radica cuando una persona encomienda el diseño de una pieza a la IA y depende de ello por completo. Por ejemplo, se dio la siguiente instrucción a Midjourney: «diseño de cartel para una exposición de ingeniería con unicornios volando en el universo». Como se aprecia en el resultado, el unicornio es la figura principal de la composición, el bot agrega un texto ininteligible con el único propósito de simular el estilo de los carteles, figura 3. Es evidente que si un diseñador utiliza los bots y publica los resultados sin editarlos, tendrá problemas de comunicación ya que por más avanzada que sea la IA, aún no es capaz de investigar, aplicar una metodología como el design thinking y con ello, resolver problemas de comunicación visual.

De modo que podemos seguir imaginando y ordenando a los bots para que ilustren nuestras ideas, pero si deseamos delegarles toda la responsabilidad para diseñar, tendremos problemas, no sólo éticos, la audiencia a la que se dirige el diseño no comprenderá cuál es el argumento persuasivo. La tecnología avanza junto con la humanidad, pero no reemplaza actos complejos como lo son el arte y la comunicación.

*El Doctor es el Director de la Escuela de Ingeniería en CETYS Universidad Campus Tijuana.